We like to be part of a team

RESUMEN DEL PLAN DE AHORRO ENERGÉTICO

10 August 2022
Print

 

¿TODO EL HOTEL A 25 O 27 GRADOS? ¿QUÉ TEMPERATURA EN EL GIMNASIO?

 

El real decreto limita el aire acondicionado a 27 grados en verano y la calefacción a 19 grados en invierno. Será de obligado complimiento en edificios y locales con un uso administrativo, oficinas, vestíbulos o zonas de uso público, comercial, tiendas, supermercados, centros comerciales y de concurrencia pública, estaciones de tren, aeropuertos, locales recreativos o de espectáculos, salas de exposiciones, cines, teatros, auditorios…

Esta obligación no se aplicará en hospitales, centros de salud, guarderías, colegios, institutos, universidades, gimnasios, peluquerías y lavanderías. Tampoco dentro de los medios de transporte en sí, como los trenes, aviones o barcos.

En cuanto a los hoteles, hay una diferenciación importante. Las habitaciones están exentas de la aplicación porque se entiende que son espacios de regulación privada, pero las limitaciones operan en los espacios comunes, como puede ser la recepción, pasillos o salas.

Por otra parte, el real decreto flexibiliza la aplicación de la temperatura en función de las condiciones laborales y las especificidades de los sectores. Es lo que permitirá a bares, cafeterías y restaurantes poner el aire acondicionado a 25 grados por entenderse que allí cocineros y camareros realizan lo que se denomina legalmente un «trabajo ligero», que significa que requiere desplazamientos continuos. Esta característica recogida en la normativa laboral desde 1997 permitirá también esa temperatura en el trabajo en almacenes de comercios o la industria.

Al hablar de esto mismo, la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, puso como ejemplo que espacios como discotecas, cocinas o gimnasios «necesitan una temperatura distinta» a una librería. En todo caso, dijo, «habrá que justificar qué locales pueden tener una temperatura diferente». Con la puerta abierta a la consideración de «trabajo ligero», algunos sectores comerciales reivindican que pueden acogerse a esa bajada de dos grados del termostato en verano con el argumento de que existe un desplazamiento continuo de sus trabajadores para suministrar productos a los clientes.

Por contra, el trabajo en oficinas y comercios que no implique manipulación manual de cargas o puntos de expedición de entradas o documentos o puntos de cobro son algunos ejemplos de «trabajo sedentario». Y, por tanto, contarán con el aire acondicionado a un mínimo de 27 grados.

 

APAGADO DE ESCAPARATES

 

Al igual que ha sucedido con la temperatura, que ha provocado temor en los comerciantes por si detrae las ventas, el apagado de los escaparates ha generado también su dosis de polémica. El real decreto establece que desde hoy los escaparates de las tiendas deben apagarse a las 22.00 horas.

Es algo que ya hacen a diario la inmensa mayoría de comercios, pero sí es cierto que hay escaparates que permanecían encendidos en las zonas más turísticas de las ciudades. Ahora, sin excepciones, también tendrán que apagar. Se da la circunstancia de que a esa hora las tiendas están cerradas.

 

EDIFICIOS Y MONUMENTOS

 

El real decreto del Gobierno establece que el alumbrado de los edificios públicos también debe apagarse, como los escaparates, a las 22.00 horas cuando estén desocupados. Es algo que se verá, por ejemplo, en el Congreso de los Diputados o los ayuntamientos de todo el país, por muy céntricos que estén o emblemáticos que sean.

Esta norma no se aplica al alumbrado ornamental de los monumentos. Tomando como ejemplo la ciudad de Madrid, el Palacio Real no se iluminará, pero las fuentes de Cibeles o Neptuno, sí.

 

CERRADO DE PUERTAS

 

Este primer paquete de medidas contiene algunas otras que no son exigibles necesariamente desde hoy, pero que comenzarán a verse día a día en los establecimientos de todos los municipios de España a lo largo de los próximos 50 días. Pues será de obligado cumplimiento a partir del 30 de septiembre. Es el cerrado de puertas para evitar un uso desmesurado del aire acondicionado o de la calefacción porque se escapa por la entrada.

Los edificios y locales deberán contar con un sistema de cierre de puertas adecuado en los accesos a la calle cuando dispongan de sistemas de climatización en marcha. Esta medida ya estaba vigente desde 2009 en los casos en los que no se utilizara energía renovable para enfriar o calentar el establecimiento.

 

CARTELERÍA Y PANTALLAS

 

A partir del 2 de septiembre, los edificios con limitación de temperatura deberán informar mediante carteles informativos o pantallas de la aplicación de las medidas de ahorro y disponer de termómetros visibles con los grados y la humedad.

 

 

Fuente: El Mundo

Cookies

We use our own and third party cookies to provide our services and analyze the activity of our website in order to improve its content. If you continue browsing without modifying your browser’s configuration, it will be deemed that you accept their use. More information about our Cookie Policy.