Nuestros profesionales al servicio de su empresa

LA CIFRA DE DESEMPLEADOS SE HA SITUADO EN BALEARES EN 109.900 AL FINAL DE 2020, LO QUE SUPONE 47.200 DESEMPLEADOS MÁS QUE EN EL CUARTO TRIMESTRE DEL AÑO PASADO, UN 75,2 % MÁS QUE HACE UN AÑO

29 enero 2021
Imprimir

La pandemia de la covid-19 ha supuesto la destrucción de 46.300 empleos en Baleares y ha elevado la tasa de paro al 17,3 % en 2020, que son 7,4 puntos más que el año anterior, con 47.200 parados más en las islas que hace un año.

En cuanto al paro, la cifra de desempleados se ha situado en Baleares en 109.900 al final de 2020, lo que supone 47.200 desempleados más que en el cuarto trimestre del año pasado, un 75,2 % más en las islas.

En Baleares, 2020 culminó con una tasa de paro de los hombres del 16,62 %, con 56.000 desempleados; y en las mujeres del 18,15 %, con 53.900 desempleadas.

En cuanto a los datos por trimestres, en el cuarto del año Baleares fue la comunidad que registró una mayor pérdida de ocupados, con 50.000 menos y una caída del -8,72 % respecto al tercer trimestre de 2020.

El paro subió más también en Baleares, un 24,96 %, con 21.900 personas desempleadas más en el cuarto trimestre respeto al tercero en Baleares, el segundo mayor incremento absoluto por detrás de Cataluña (con 31.300 parados más).

En el conjunto de España, el impacto de la pandemia de la covid-19 en el mercado laboral en 2020 supuso la destrucción de 622.600 empleos y elevó 2,35 puntos la tasa de paro, hasta el 16,1 %, con 527.900 desempleados más.

Según la Encuesta de Población Activa (EPA), el mercado laboral rompió en 2020 con siete años consecutivos de descenso de la tasa de paro y con seis seguidos de creación de empleo.

A pesar del mal año para el empleo por la pandemia, en el cuarto trimestre la evolución ha sido favorable respecto al tercero, con 167.400 ocupados más, hasta los 19,34 millones, y 3.100 parados menos, hasta los 3.719.800, según la EPA.

En términos anuales, la población activa se ha reducido en 94.700 personas, que han dejado de trabajar y no buscan empleo, lo que explica que la destrucción de puestos de trabajo haya sido mayor que el incremento del desempleo. Mirando la composición del empleo destruido, 338.800 eran hombres y 283.800 mujeres y, en función de su nacionalidad, 486.400 españoles y 136.200 extranjeros.

La caída se sustanció en el sector privado (748.400 empleados menos), ya que aumentó en el público, y se saldó con 19.800 autónomos y 604.600 asalariados menos, de los que la mayor parte eran temporales (397.100).

Todos los sectores registraron destrucción de empleo, aunque se concentró en los servicios, con 537.100 empleados menos, seguidos por la industria (70.100).

Y por regiones, casi todas las comunidades disminuyeron su ocupación, siendo Cataluña (137.600 ocupados menos), Canarias (112.800) y Madrid (107.100) las que reflejaron la mayores bajadas; en tanto que aumentaron el empleo durante 2020 Extremadura (5.500 más), Murcia (2.100) y La Rioja (400).

Respecto al paro, durante 2020 el desempleo aumentó en 222.300 hombres y 305.600 mujeres y, sobre todo, en el grupo de edad de 25 a 54 años (con 387.100 parados más).

El número de parados de larga duración se incrementó en 197.700 y el de aquellos que buscan su primer empleo, en 10.400.

Por sectores, el desempleo apenas varió en la agricultura (500 parados más) y se incrementó en la construcción (7.900), en industria (31.900) y en servicios (279.500).

La EPA también refleja que el 9,95 % de los ocupados (1.923.800) trabajó desde su propio domicilio más de la mitad de los días durante el cuarto trimestre de 2020, tasa que se ha moderado respecto a la del segundo y tercer trimestre, pero que duplica el promedio de 2019 (4,81 %).

Fuente: Diario de Mallorca