Personas trabajando con personas

ESPAÑA ES EL PAÍS DE LA OCDE CON MENOS VACANTES POR DESEMPLEADO

28 noviembre 2022
Imprimir
  • Nuestro mercado tan solo oferta un trabajo disponible por cada diez parados
  • El INE cifra en 145.053, el número de puestos sin cubrir a cierre del segundo trimestre

 

El mercado laboral español cuenta con el menor margen de vacantes de toda la OCDE. El organismo advierte en su informe de previsiones de noviembre que la tasa de puestos ofertados por desempleado en España es una de las más bajas entre todas las economías mundiales.

En concreto, el documento alerta de que nuestro país, al igual que Grecia, apenas ofrece un empleo disponible por cada diez parados. La cifra se aleja de las altas ratios con las que cuenta Estados Unidos, que con casi dos vacantes por desempleado traza una meta mucho más ambiciosa.

La enorme diferencia responde a la brecha que existe en las tasas de desempleo de los países. "Todos los que ofrecen mayor número de vacantes, lo hacen porque tienen un menor porcentaje de paro que nosotros, que contamos con casi tres millones de desempleados y un mercado poco dinámico, es decir, que sumamos muchos inactivos que tocan a pocas oportunidades laborales", apunta José Canseco, socio director de The human touch. España y Grecia lideran la lista de países con mayor desempleo de los analizados por el organismo internacional. En el lado opuesto, la República Checa, con 1,74 vacantes, cuenta con una tasa de paro que apenas llega al 2,42%.

 

La cifra responde además al laberinto burocrático del sistema español, según el profesor de economía del IESE, Javier Díaz-Giménez. "Ni todas las vacantes están publicadas, ni los que están buscando un empleo están registrados como tal", afirma el experto, que considera que la rigidez del mercado distorsiona la realidad en España. "Hay margen de sobra para seguir creando empleo", asegura Díaz-Giménez que señala que el alto nivel de protección social que presentamos limita el incremento de las cifras. En contra, las menores prestaciones ofertadas en Estados Unidos incentivan un mayor movimiento derivado de la necesidad de trabajar.

En total, España registró 145.053 vacantes a cierre del segundo trimestre, según la última encuesta de coste laboral difundida por el Instituto Nacional de Estadística (INE). El dato representa el 4,9% del total de las personas que terminaron el mes de junio en situación de desempleo. El informe arroja que casi el 90% de los puestos ofertados sin cubrir se acumulaban en torno al sector servicios. Por detrás, la Industria apenas ofrecía 9.650 huecos disponibles. Cataluña y Madrid reunían cerca del 48% del total de la demanda de empleo que quedó desierta.

 

LA GRAN RENUNCIA

 

El documento del organismo internacional contradice el resurgir del fenómeno de la Gran Renuncia. Infojobs advierte de que durante el pasado mes de octubre se publicaron menos de 3.000 ofertas de trabajo online que no encontraron al candidato adecuado. La cifra es muy inferior a la alcanzada el pasado mes de mayo cuando se lanzaron casi 4.500 vacantes. El texto alerta de la tendencia negativa de empleos que las empresas lanzan al mercado mes tras mes.

A ello, se suma la mayor especialización de los puestos demandada o las peores condiciones laborales ofrecidas. "Desde el año pasado, España tiene dificultades para cubrir algunos puestos de trabajo. La hostelería no encuentra camareros, el sector sanitario, enfermeros; el transporte de mercancías sufre una importante crisis de camioneros; y el mundo IT no da con profesionales cualificados", apunta el portal de empleo en un comunicado.

"La gente que sale al mercado laboral no encaja con el tipo de necesidades que las compañías demandan. Hay un desacople en las profesiones tradicionales, en el sector sanitario, en ciberseguridad y en especial en todo lo que tiene que ver con la tecnología", afirma Canseco que señala a la feroz competencia del mercado en el que las empresas españolas no solo se disputan el talento con sus rivales domésticos, sino con países del entorno que ofrecen mejores salarios como Reino Unido o Portugal, donde los salarios reales tan solo cayeron un 2,7%, la mitad que en España.

 

MENOS COMPETITIVOS

 

La OCDE apunta al comportamiento desigual de las retribuciones. España es la gran economía comunitaria en la que más se ha acentuado la pérdida de poder adquisitivo de sus trabajadores. La reacción de los Estados miembros fue muy dispar durante el pasado trimestre. Mientras que en Francia la remuneración se depreció un 0,7%, en nuestro país lo hizo un 5,3%, según los cálculos publicados por la OCDE.

En su estudio, InfoJobs compara el nivel de ofertas lanzada por los diferentes países europeos. Reino Unido ofrece una media de 23.573 empleos cada mes, Alemania 39.400 y Francia 74.445. La cifra supera en 23,5 veces a la alcanzada en España.

 

 

La situación se agrava por el peso que la crisis energética está ejerciendo sobre varios sectores clave. María José Martín, directora general de Manpower apunta a que "debido a la incertidumbre, nuestras previsiones apuntan a que en 2023 no habrá prácticamente crecimiento en el sector logístico hasta finales de año".

Las empresas de transporte y almacenamiento cerraron el tercer trimestre de 2022 con más de un millón de contratos. Una cifra que podría estancarse a partir del próximo enero por el efecto del encarecimiento de los carburantes o del gas en la industria. Varios grupos empresariales españoles anunciaron hace semanas paros programados de su actividad debido al mayor incremento previsto para los precios de la energía durante los meses de invierno.

 

 

Fuente. elEconomista

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies. política de cookies