Personas trabajando con personas

EL PECULIAR CASO DE ESPAÑA: ÍNFIMO PORCENTAJE DE VACANTES Y UNA ELEVADA TASA DE DESEMPLEO

24 julio 2023
Imprimir
  • España se posiciona como un caso atípico entre los países de la UE. La tasa de vacantes de empleo (Job Vacancy Rate – JVR-) en España fue del 0,9 en el primer trimestre de 2023, únicamente por encima de Bulgaria. Sin embargo, mantiene una tasa elevada de paro, que ronda el 13%.

 

 

La JVR de España se encuentra a 1,9 puntos porcentuales por debajo de la media de la UE y a casi cuatro puntos de diferencia de la tasa más alta. Únicamente se encuentra por encima de la JVR de Bulgaria, a la que supera por 0,1 p.p.

En concreto, en España hubo 16.161.122 puestos ocupados y 143.428 puestos vacantes en el primer trimestre de 2023, de donde se obtiene esta tasa de vacantes de empleo del 0,9%.

Para entender las tensiones entre oferta y demanda de empleo, The Adecco Group Institute, ha publicado la segunda edición del informe “Necesidades del mercado de trabajo”. Una publicación que, centrada en los perfiles profesionales de más difícil cobertura, pretende abordar los desajustes que actualmente lastran la creación de empleo en nuestro país.

Según los propios autores “no podemos entender las tensiones entre oferta y demanda de nuestro mercado de trabajo utilizando solo la JVR. Es normal que países con bajo nivel de desempleo tengan mayores niveles de vacantes. Pero en el caso de España, el problema es más complejo y nos atreveríamos a decir que casi único en nuestro entorno, ya que debemos entender cómo pueden ser compatibles altos niveles de paro con considerables tensiones en la cobertura de vacantes, que en los últimos trimestres se incrementan en muchos sectores de actividad.”

 

LA EVOLUCIÓN DE ESPAÑA DESDE 2010 HASTA LA ACTUALIDAD

 

En el caso de España observamos que desde 2010 hasta el 2013, la tasa de vacantes va disminuyendo y, al mismo tiempo, el desempleo aumenta. En el 2014, la tasa de vacantes continuó descendiendo, pero también lo hizo la tasa de paro, y comenzó un periodo hasta el año 2019 en el que la tasa de vacantes ascendía mientras la tasa de paro bajaba. En 2019 este movimiento se estanca y en 2020 la tasa de paro vuelve a crecer mientras la tasa de vacantes decrece. En 2021 vuelve a invertirse este movimiento, aumentando la tasa de vacantes hasta el 0,7% y la tasa de paro disminuye hasta el 14,8%.

Al centrarnos ahora en 2022, observamos una situación de estancamiento en torno al 0,9% de vacantes y el 13% de desempleo. Cabe destacar que la tasa de vacantes no era tan alta desde el año 2011 y, además, no convivía con una tasa de desempleo inferior al 13% sino que lo hacía con una del 21,4%.

En el primer trimestre de 2023 esta situación se mantiene estancada en cuanto al número de vacantes se refiere, a lo que se suma además una tasa de desempleo del 13,3%.

Atendiendo a los datos del INE, si dividimos el número de vacantes en España entre el número de parados, observamos que en 2022 hubo un promedio de 5 vacantes por cada 100 parados. En el primer trimestre de 2023 esta cifra aumenta 0,1 puntos porcentuales con respecto al promedio de 2022 con 3.127.800 parados.

“Según datos de Eurostat (Job Vacancy Statistics), España, teniendo sólo por detrás a Bulgaria, es uno de los dos países con menor porcentaje de empleos vacantes (0,9%) frente a la Eurozona (2,8%). Nuestro país empeora la cifra del año pasado (0,7%) al tiempo que la UE mejora algo la tasa de cobertura del anterior ejercicio (3,1%). Esta cifra podría aliviarnos, al menos en la comparativa de la escasez de talento, si no tuviésemos en cuenta que uno de cada cinco desempleados de la Unión reside en nuestro país. Es decir, que nuestra patología difiere ostensiblemente de la de nuestros vecinos. A este debate de las estadísticas los últimos en sumarse han sido el Consejo Económico y Social y el Banco de España”, señala Javier Blasco, director de The Adecco Group Institute.

 

 ¿UNA CUESTIÓN DE ESCASEZ DE TALENTO?

 

Según Javier Blasco, “hay un problema mayor porque las tensiones entre oferta y demanda no sólo vienen de la escasez del talento necesario, sino que en nuestro país debe sumarse a la escasez de talento disponible al dispuesto a aceptar un empleo o que esté capacitado para el mismo. Y esto tiene que ver con la escasas activación de nuestro mercado de trabajo y con problemas de cualificación, por tratar de empezar a dar pistas sobre aquello que se viene llamando la paradoja del mercado de trabajo español”, señala Blasco.

Existe un importante porcentaje de ofertas que se quedan sin cubrir o que son de difícil cobertura en nuestro mercado laboral. En este sentido, unos sectores se ven más afectados que otros por esta problemática.

Es el caso de ofertas pertenecientes a la división de actividad económica transporte y almacenamiento, donde se registra el 17,8% de puestos que cuesta cubrir en nuestro país.

Le siguen la industria, donde el porcentaje de ofertas de difícil cobertura asciende al 15,9%, servicios técnicos de arquitectura e ingeniería y actividades de las sedes centrales, que representan el 11% de este tipo de ofertas cada una y comercio y ventas (9,7%).

Bajando a profesiones concretas, los puestos de trabajo que más se solicitan en las ofertas de empleo publicadas entre enero y mayo de 2023 son operario (que engloba profesiones como tornero, fresador, electromecánico, montaje, pintura, chapa, soldador, mozo de almacén, carretillero, limpieza, electricista, mecánico, frigorista, carpintero, fontanero, mantenimiento…), que copa la primera posición de un ranking de cerca de 60 vacantes con el 30,3% de las ofertas.

Le sigue administrativo, financiero y auxiliares, con el 20,9%, atención al cliente, teleoperadores y comerciales, que aglutina el 10,5% de las ofertas, el puesto de director, responsable o coordinador (8,8% de las ofertas) y, en quinta posición, ingeniero (3,9%).

 

LOS PERFILES QUE MÁS CUESTA CUBRIR EN ESPAÑA

 

Si se tiene en cuenta la clasificación de perfiles que se contempla en el Catálogo Nacional de Ocupaciones que edita el Instituto Nacional de Estadística, el 25,6% de los expertos encuestados por el Adecco Group Institute consideran mecánicos y ajustadores de maquinaria como perfiles de difícil cobertura.

En segundo lugar, se encuentra el grupo que conforman trabajadores especializados en electricidad, con el 23,9% de las respuestas. Le siguen soldadores, chapistas y montadores de estructuras, con el 21,1% de las respuestas.

En el polo opuesto, empleados de bibliotecas, servicios de correos y afines y técnicos especialistas y profesionales científicos e intelectuales y/o técnicos y profesionales de apoyo en el ámbito de la cultura, el espectáculo y deportes ocupan el nivel más bajo con un 0,3%.

 

¿HAY SOLUCIÓN A ESTA PROBLEMÁTICA?

 

Analizando posibles soluciones a este problema, el director de The Adecco Group Institute indica que “la flexibilidad y el teletrabajo permitirán que muchas organizaciones se reubiquen donde se concentre el talento. Las preferencias de los profesionales más demandados ya no tienen que ver solo con el salario, la escasez de profesionales y el envejecimiento de la población. También exigen cultura de la inserción, retención, recualificación y compromiso y que las empresas pongan en el centro a las personas si no queremos fracasar en el intento. Además, la formación apunta a ser el eje vertebrador de nuestra competitividad como país y del deseado crecimiento salarial. “

 

 

Fuente: ObservatorioDeRRHH

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies. política de cookies