People working with people

EL MERCADO LABORAL SE FRENA: EL EMPLEO CRECE AL MENOR RITMO DESDE 2013

4 October 2019
Print

La Seguridad Social gana 3.224 afiliados y el paro registrado sube en 13.907 personas

La desaceleración económica se nota cada vez más en el mercado laboral. La creación de empleo se frena y ha bajado sus pulsaciones. En septiembre, la Seguridad Social ganó 3.224 afiliados, el menor incremento de cotizantes con trabajo en este mes desde 2013. No obstante, la cifra total de inscritos en el instituto público sigue cerca de los máximos tocados a comienzos de verano. En total hay 19,32 millones. El paro, por su parte, aumentó en 13.907 desempleados. Esta cifra mejora al compararse con los ejercicios anteriores, ya que es un incremento menor, según los datos que ha divulgado este martes el Ministerio de Trabajo.

En los últimos años, septiembre ha sido un mes relativamente bueno para el mercado laboral español. Después de los despidos de finales de agosto, cuando baja la actividad turística, y las consiguientes caídas de afiliación, al siguiente mes se daba un efecto rebote que empujaba al alza la afiliación, aunque no con la fuerza suficiente para reducir el paro.

Eso mismo ha sucedido este año, pero el rebote ha sido menor. La Seguridad Social solo ha ganado 3.224 afiliados, el menor crecimiento desde 2013, cuando en plena recesión se perdía empleo y cotizantes.

Esta desaceleración también se aprecia en el aumento de afiliación respecto al mismo mes de 2018. En los últimos 12 meses, la Seguridad Social ha ganado un 2,44% de trabajadores. Esta cota, siendo muy significativa todavía, es menor de lo que era en los meses precedentes. Durante los últimos compases de 2017 y primeros de 2018, aumentó en torno al 3,5%. Posteriormente fue bajando, aunque la caída ha sido más acusada desde el pasado abril.

Ese aumento del 2,44% también muestra la gran inercia positiva que acumula de todos los meses anteriores. Eso también se aprecia en la marcha de la afiliación de forma desestacionalizada —cuando se eliminan de la estadística los altibajos propios de temporadas turísticas, campañas agrícolas o vaivenes del curso escolar— que volvió a subir y encadena 70 meses creciendo, es decir, casi seis años.

CAE EL DESEMPLEO EN LA HOSTELERÍA

Observado por actividades, resulta que en el régimen general, el de los asalariados, la educación ha liderado el aumento de la afiliación. Esta rama de actividad tiene una estacionalidad inversa a la de otras como la hostelería. Las bajadas de cotizantes en los colegios se dan en verano y los incrementos en septiembre y octubre. Este año, el incremento el mes pasado en educación es de 45.521 trabajadores, seguidos de las actividades administrativas con 21.681 afiliados más y la industria, con 11.888.

En el lado contrario, precisamente, está la hostelería, la rama que registró más bajas en la afiliación, 44.346. El final del verano y la temporada alta del turismo conllevan la finalización de los contratos de temporada en bares, restaurantes y hoteles. También otras ramas como el comercio y la sanidad, cuya actividad aumenta en verano tuvieron su resaca en septiembre, al perder 34.330 afiliados y 14.076, respectivamente. Entre ambas, la Administración pública (-14.812). Eso se nota después en los niveles de cotizantes en la Seguridad Social y en el paro registrado; precisamente el sector servicios fue el que tuvo un mayor aumento de parados (24.419).

En lo referente a la contratación, también esta creció. Y, aunque a un menor ritmo que en años anteriores, está en unos niveles muy altos. Solo en los primeros nueves meses se han suscrito 16,7 millones de contratos, aunque la gran mayoría de ellos son temporales y solo el 9,5% son indefinidos. Un hecho que muestra la gran inercia positiva que acumula de todos los meses anteriores

Entre los datos divulgados ayer por Trabajo también están los de protección contra el desempleo, aunque estas cifras van con un mes de desfase (es decir, se publicaron las de agosto). En ellos se ve que en los últimos dos meses con datos conocidos ha aumentado la cobertura de los parados al pasar de cerca del 60% a más del 66%. Este salto está estrechamente vinculado a la rebaja hasta los 52 años (desde los 55) de la primera edad de acceso al subsidio para los desempleados más mayores. Esta medida formaba parte de uno de los decretos sociales que el Gobierno aprobó antes de las elecciones del 28 de abril.

Fuente: El País

Cookies

We use our own and third party cookies to provide our services and analyze the activity of our website in order to improve its content. If you continue browsing without modifying your browser’s configuration, it will be deemed that you accept their use. More information about our Cookie Policy.