La confianza es la base de nuestro trabajo

EL 89% DE LOS NUEVOS ASALARIADOS EN 2022 COBRARON EL SALARIO MÍNIMO O MENOS

15 diciembre 2023
Imprimir
  • En 2022, casi 1,7 millones de personas que se incorporaron al mercado laboral cobraron el salario mínimo interprofesional (SMI) o menos.

 

  • Esto es, el 88,89% de los nuevos trabajadores que se registraron ese año, según los datos que se extraen de la Estadística de Movilidad del Mercado de Trabajo, publicado recientemente por la Agencia Tributaria.

 

 

La presencia de jóvenes explica la mayor parte de esta tendencia, reflejando así la cantidad de contratos temporales y/o a tiempo parcial que imperan en esta franja de edad. Por contra, la franja de edad comprendida entre los 36 y 55 años acapara las remuneraciones más altas, de entre 7,5 y más de 10 SMI.

El salario medio anual de casi el 90% de los nuevos trabajadores no superó los 10.000 euros en 2022, según las estadísticas que se obtienen a partir de los registros de asalariados contenidos en la Declaración Resumen Anual de Retenciones e Ingresos a Cuenta sobre Rendimientos del Trabajo. El promedio general es muy bajo (7.000 euros), aunque haya quien supere los 100.000 y 300.000 euros, debido al gran número de personas por debajo del SMI.

No obstante, y por alarmantes que puedan parecer las estadísticas, expertos consultados explican que los datos no reflejan con detalle la realidad del mercado laboral, principalmente por dos motivos. Uno de ellos es que tanto las altas como las bajas de asalariados se computan sin importar el momento del año en el que se producen. Esto significa que un empleado que se incorpora en diciembre con un sueldo de 5.000 euros mensuales aparecerá en la tabla en la franja más baja, cobrando menos del SMI.

El segundo motivo tiene que ver con el perfil de las personas que se incorporan por primera vez a una plantilla. En este caso, el 35% de las altas en 2022 fueron de jóvenes que tenían menos de 26 años de edad. “La gran mayoría son chavales con contratos temporales y a tiempo parcial que trabajan en verano, algunos por primera vez de socorrista en alguna piscina o que se van de camarero a algún destino turístico en España”, detallan estos mismos analistas.

La propia Agencia Tributaria detalla dentro de la metodología que su estadística no es 100% comparable con otros estudios que analizan la misma materia, como la Encuesta de Población Activa, el registro de Afiliación a la Seguridad Social o la Contabilidad Nacional. Primero porque la población que utilizan son “enumeraciones de individuos que han pasado por una determinada situación y no un promedio anual”, que es como se suelen presentar las cifras en otros análisis del mercado de trabajo. Ponen el caso de un trabajador que solo haya ejercido un mes en el año: para Hacienda supone uno, mientras que sumaría 1/12 en los datos anuales del resto de fuentes citadas.

En segundo lugar, reconocen que al medir a los asalariados sin tener en cuenta el tiempo que permanecen en el mercado de trabajo, se produce un sesgo a la baja del salario medio en comparación con otras fuentes cuyo denominador es el número de asalariados en promedio anual. La diferencia, en efecto, es notoria. El salario medio mensual en 2022 fue de 2.128,4 euros, un 2% más que en 2021, según recogen los datos de los deciles salariales del empleo principal medidos por la EPA, publicados por el INE en noviembre de este año.

Aunque al igual que en los datos Hacienda, los trabajadores jóvenes concentran los salarios más bajos, la remuneración que se refleja es mayor. Es así que en ese año el salario medio bruto para los menores de 25 años fue de 1.315,4 euros al mes. Lo que significa que anualmente ingresaron 15.780 euros.

Por otra parte, si se analiza el repunte de la ocupación en 2022 por franjas de edad, se observa que en términos absolutos el grupo que más empleos nuevos sumó fue el de las personas mayores de 55 años, con 158.200 puestos. Después estuvieron los menores de 25 años, que acapararon 100.400 empleos creados ese año. Este sector de la población ha sido uno de los más beneficiados con la entrada en vigor, hace un año, de la reforma laboral, que entre otras cosas ha reducido las posibilidades del contrato temporal. Esto ha supuesto, según los datos oficiales, que cuatro de cada cinco trabajadores menores de 30 años tengan a día de hoy un contrato indefinido, frente a uno de cada dos antes de la reforma.

 

 

Fuente: CincoDías

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies. política de cookies