La confianza es la base de nuestro trabajo

CUATRO DE CADA DIEZ CONTRATOS TEMPORALES DURA MENOS DE UN MES

9 marzo 2015
Imprimir

Rajoy se comprometió en el Debate del estado de la Nación celebrado la semana pasada a crear tres millones de empleos en los próximos años para poner el contador del mercado laboral en una cifra similar al inicio de la crisis. En esta semana, aunque algunos ministros han adelantado que esta situación se produciría en la próxima legislatura, el presidente del Ejecutivo ha precisado que se alcanzará en 2020, es decir, en el inicio de una legislatura posterior. En todo caso, no ha hecho referencia alguna a la calidad de ese empleo.

De momento, ni la reforma laboral, cuyo objetivo era acabar con la dualidad del empleo temporal e indefinido, ni la salida de la crisis, han mejorado la calidad en la contratación. Al contrario, han amplificado la rotación. Según datos del Ministerio de Economía, el 41% (510.837) del conjunto de los contratos temporales que se hicieron en enero (1.247.556) tuvieron una duración inferior a un mes. Este porcentaje llegó en diciembre a casi el 46% y en agosto llegó al récord, el 47%.

Sin embargo, la media anual de estos contratos más precarios, de menos de 30 días, era del 30% cuando comenzó la crisis en 2007. Llegó al 37% con la entrada en vigor de la reforma laboral y ha ido cobrando más peso. Precisamente, con la salida oficial de la crisis en 2013, representaron el 40,7% del total de temporales y en 2014 la cifra llegó al 41,3%. En la peor época de la primera recesión (2009) ese porcentaje se situó en el 35% y en la segunda (2011) en el 37%, muy por debajo de lo que exponen las cifras actuales tras la salida de la crisis y el repunte económico.

Según los datos de enero, últimos disponibles, en este mes se hicieron 510.837 contratos de menos de 30 días de duración. La cifra sigue siendo importante porque, pese a que la economía puede estar creciendo a tasas trimestrales del 0,8%, representa nada menos que casi el 38% del conjunto de la contratación sumando temporales e indefinidos (1.367.795).

Por si fuera poco, no existen cifras oficiales de cuántos de estos contratos eventuales de hasta 30 días son, además, por horas. En este mes se formularon en total 439.550 contratos a tiempo parcial, es decir, un tercio de toda la contratación nacional. De ellos, 394.175 fueron temporales y 45.375 indefinidos.

Si a este número de contratados por menos de un mes (510.837) se le suma los que firman entre uno y tres meses (108.389), resulta que la mitad de los que tienen acceso a una contratación temporal (620.000) sólo tiene un empleo de hasta 90 días como máximo (a jornada completa o por horas), cuando la economía crece a tasas anuales superiores al 2% y el sueldo no es el problema porque sigue sin repuntar.

Mientras, la contratación de tres a seis meses, o de más de seis meses, apenas es significativa ya que entre ambas apenas representan el 9% de los eventuales.

De esta estadística de temporalidad llama la atención otro dato importante que se ha acentuado en los últimos meses. Los contratos de duración indeterminada, como, por ejemplo, los de por obra o servicio y los eventuales por circunstancias de la producción, que aparentemente tienen una causalidad ligada a la actividad y al ciclo, son ya inferiores en número (506.362 en enero) y en porcentaje (40%) a los que se formulan con menos de un mes de duración.

Todo esto significa que, pese a la salida de la crisis y a la consolidación del crecimiento económico, la precariedad sigue instalada en el mercado laboral.

Fuente: El Mundo

© asesoria@csedano.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies. política de cookies