People working with people

REGISTRO HORARIO: LA INSPECCIÓN VE INFRACCIONES EN 1 DE CADA 5 EMPRESAS

14 November 2019
Print
SEIS MESES DE LA ENTRADA EN VIGOR/ Entre mayo y octubre, se han finalizado 5.363 expedientes sobre el registro y el tiempo de trabajo y se han constatado 980 infracciones, con sanciones por 1,26 millones.

La Inspección de Trabajo y Seguridad Social ha finalizado entre mayo y octubre 5.363 expedientes relacionados con el registro de jornada y el tiempo de trabajo, un 3,9% más que en el semestre anterior (entre noviembre de 2018 y abril de 2019). Así lo trasladó ayer el Ministerio de Trabajo, cuando se cumplían seis meses de la entrada en vigor de la obligación del registro de la jornada el pasado 12 de mayo, tras la aprobación del Real Decreto-ley 8/2019, de 8 de marzo, de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo. En estos expedientes, se han constatado 980 infracciones, un 9,8% más, lo que supone que se han detectado vulneraciones en materia de tiempo de trabajo en el 18,3% de las empresas inspeccionadas.

El importe de las sanciones reclamadas asciende a 1.263.378,5 euros, de los cuales 113.181 euros se han propuesto en expedientes que versan exclusivamente sobre el registro de jornada y 1.150.197,5 euros en expedientes inscritos en la campaña específica en materia de tiempo de trabajo que desarrolla la Inspección. En las actuaciones de esta campaña se ha revisado la existencia del registro de jornada y éste se ha utilizado como medio de prueba para la realización de la actuación inspectora.

Para reforzar y aumentar las actuaciones llevadas a cabo en estos seis meses, la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, en coordinación con las Comunidades Autónomas, va a poner en marcha en 2020 una nueva campaña de inspección específica sobre el registro horario.

Este Real Decreto-ley incluyó, entre otras medidas, la obligatoriedad del registro de tiempo de trabajo. Este registro horario se aplica a todos los trabajadores y en todos los sectores y empresas, siempre que estén incluidas en el ámbito de aplicación que define el artículo 1 del Estatuto de los Trabajadores, lo que incluye al teletrabajo y otras fórmulas de horario flexible, al igual que a trabajadores móviles como los comerciales.

Las únicas excepciones son determinadas relaciones laborales de carácter especial, como los autónomos y el personal de alta dirección, lo que excluye a mandos intermedios, según aclaró Trabajo en una Guía. Pymes, autónomos empresarios, abogados, agricultores y trabajadores del campo, la flota pesquera, farmacias y los editores de prensa han solicitado quedar exentos, lo que el Ministerio no ha atendido.

Las empresas pueden decidir contabilizar o no como parte de la jornada laboral las pausas para tomar un café, comer un bocadillo o fumar un cigarro. Muchos de los acuerdos de registro hasta la fecha consideran que son tiempo efectivo de trabajo, al menos si son inferiores a una hora.

En concreto, durante estos seis meses se han iniciado por la Inspección 2.010 expedientes que versan exclusivamente sobre registro de jornada, de los cuales se han finalizado por el momento 505. Como resultado, se han propuesto un total de 107 infracciones y se han realizado 189 requerimientos de subsanación.

Dentro de la campaña específica en materia de tiempo de trabajo desarrollada anualmente por la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, se han finalizado 4.858 expedientes y se han propuesto 873 infracciones por un importe conjunto de 1.150.197,5 euros en materia de tiempo de trabajo y horas extraordinarias. Además, se han efectuado 1.482 requerimientos.

EL REGISTRO SERÁ OBJETO PRIORITARIO DESDE ENERO

Trabajo informó ayer de que para reforzar y aumentar las actuaciones llevadas a cabo en estos seis meses, la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, en coordinación con las comunidades autónomas, va a poner en marcha en 2020 una nueva campaña de inspección específica sobre el registro horario. La entrada en vigor el pasado 12 de mayo del registro horario concitó muchas críticas de las patronales, con CEOE a la cabeza, que alertaron de la falta de preparación e imprevisión del Gobierno al aprobar una norma cuyo desarrollo les llenaba de dudas, y de varios sectores, que exigieron ser eximidos de esta nueva obligación. Trabajo amenazó con que iba ser muy exigente y negó las exenciones que le reclamaban abogados, agricultores, la flota pesquera, los editores de prensa, las pymes y los autónomos societarios. Ante las quejas y las preguntas constantes que recibía, publicó una Guía que intentaba rellenar las lagunas del Decreto. Así, aclaró que sólo están exceptuados del registro horario la alta dirección y los autónomos. Esto no eximía al personal con responsabilidades y a mandos intermedios, ni tampoco a los autónomos con un pequeño número de trabajadores a su cargo, los autónomos societarios, como exigía ATA. Cuando pasaron las primeras semanas, el Ministerio ya trasladó que no se realizarían inspecciones concretas hasta la vuelta del verano, lo que no ha sucedido. Los datos que publicó ayer muestran que ha analizado esta nueva obligación en el marco de las inspecciones en materia de tiempo de trabajo. El registro será objetivo prioritario desde enero, anunció ayer. Ya habrá margen desde la entrada en vigor para ver si las horas extra no retribuidas se compensan con libranzas, como exige la norma para que no se cometa infracción.

Fuente: Expansión 

Cookies

We use our own and third party cookies to provide our services and analyze the activity of our website in order to improve its content. If you continue browsing without modifying your browser’s configuration, it will be deemed that you accept their use. More information about our Cookie Policy.