Our professionals at the service of your business

LOS INSPECTORES DE HACIENDA QUIEREN COMPROBAR DIRECTAMENTE A PEQUEÑAS EMPRESAS Y AUTÓNOMOS

3 November 2022
Print
  • Estiman que no son eficaces los controles realizados por el Departamento de Gestión sobre las actividades económicas
  • También quieren integrar las bases de datos de la AEAT con la Seguridad Social en una sola

 

Los inspectores de Hacienda consideran urgente integrar en un solo departamento de la Agencia Tributaria (AEAT) las facultades de control de los órganos de Gestión e Inspección (inspección financiera y aduanera), algo similar a la estructura y de la Delegación Central de Grandes Contribuyentes.

Así se pone de manifiesto en la Propuesta para la reforma de las Administraciones Tributarias, informe actualizado, presentado por la Asociación de Inspectores de Hacienda (IHE) en su XXXII Congreso.

 

COMPROBACIONES FORMALES

 

Explica la IHE que el elevado volumen de trabajo del Departamento de Gestión ha provocado que las comprobaciones de los órganos de gestión se hayan limitado a comprobaciones formales, es decir, a labores de verificación de datos declarados y errores aritméticos. 

Afirma el informe que "de esta complejidad administrativa, se han valido determinados despachos de asesores que conocen la debilidad organizativa en los casos de una gran mayoría de contribuyentes, que son demasiado difíciles para ser comprobados por gestión y demasiado pequeños para ser investigados por Inspección".  Y añade que "esta estructura, si bien funciona con eficacia sobre contribuyentes no empresarios y sobre profesionales, quiebra con relación a los procedimientos sobre contribuyentes con actividades económicas".

Para resolver estos problemas, IHE plantea la conveniencia de reunir en una sola área el control de todo tipo de contribuyentes. Esa área considera que debe ser el Departamento de Inspección, dejando en gestión tributaria exclusivamente el control de la presentación de declaraciones, no su análisis, y la asistencia al contribuyente.

Y en la misma línea proponen la integración de las bases de datos de la Agencia Tributaria (AEAT) y de la Tesorería de la Seguridad Social (TGSS), puesto que consideran que sería un instrumento imprescindible para luchar contra la economía sumergida, el fraude fiscal y a las cotizaciones a la Seguridad Social (SS), y no sólo para mejorar la recaudación de los tributos gestionados por la AEAT y las cotizaciones a la SS. Los inspectores son conscientes de que se "deberá vencer reticencias, en pos de la mayor eficiencia, simplicidad y economicidad de la gestión recaudatoria, prestableciéndose como un fin a largo plazo". 

 

ABSORCIÓN DE LAS CCAA 

 

Esta propuesta de integración se amplía al defender que se unifique la gestión recaudatoria de toda la Administración del Estado en un único órgano de recaudación. Y, además, sería la evolución hacia la integración en red de todas las bases de datos tributarias existentes en España. Así, defienden una Administración tributaria integrada en red, que permita una gestión de la información conjunta por parte de todos los niveles territoriales de la misma, sin otorgar más capacidad gestora a las Comunidades Autónomas (CCAA) sobre tributos distintos a los actualmente cedidos, intentando recuperar la gestión de éstos por la AEAT.

"No se debe ceder ninguna nueva competencia gestora en los tributos existentes a las CCAA que suponga una pérdida de la eficacia en la lucha contra el fraude y en la dispersión de la información y se debe plantear la recuperación de la gestión de los impuestos cedidos actualmente", afirma el informe.

 

 

Fuente: elEconomista.es

Cookies

We use our own and third party cookies to provide our services and analyze the activity of our website in order to improve its content. If you continue browsing without modifying your browser’s configuration, it will be deemed that you accept their use. More information about our Cookie Policy.