La confianza es la base de nuestro trabajo

IGUALDAD SALARIAL: COMPROMISO CON LA IGUALDAD RETRIBUTIVA

8 marzo 2024
Imprimir
  • El Consejo de Ministros ha aprobado la declaración institucional con motivo del Día para la Igualdad Salarial, fecha fijada en el 22 de febrero desde el año 2010, a propuesta de los ministerios de Igualdad, de Trabajo y Economía Social y de Juventud e Infancia

 

El Gobierno de España expresa su firme determinación en la lucha contra la desigualdad retributiva, comprometiéndose a seguir progresando en la aplicación efectiva de la normativa vigente y en la adopción o desarrollo de las medidas de igualdad, derechos humanos, justicia social y participación democrática que sean precisas para revertir las causas de las brechas de género y de la desigualdad retributiva entre mujeres y hombres.

 

¿QUÉ ES LA IGUALDAD SALARIAL O IGUALDAD RETRIBUTIVA?

 

La igualdad salarial, también conocida como igualdad retributiva, equiparación salarial o brecha salarial, sostiene que aquellos que realizan labores similares o igualmente productivas deberían recibir una remuneración idéntica, independientemente de su género, raza, orientación sexual, nacionalidad, religión u otras categorías.

 

¿QUÉ ES LA BRECHA SALARIAL?

 

La Comisión Europea define la brecha salarial de género como la diferencia entre los ingresos brutos medios por hora de los hombres asalariados frente a los de las mujeres, en porcentaje de la renta bruta masculina.

 

¿QUÉ EFECTOS TIENE LA BRECHA SALARIAL A LO LARGO DE LA VIDA LABORAL?

 

La brecha salarial implica que las mujeres obtienen menos ingresos a lo largo de su vida, lo que se traduce, además, en pensiones más bajas y un mayor riesgo de pobreza en las personas mayores. La eliminación de la desigualdad retributiva permitiría avanzar en la igualdad real y efectiva de la sociedad, a la que se refiere el artículo 9.2 de la Constitución Española.

 

¿CUÁNTO SE HA REDUCIDO LA BRECHA SALARIAL EN ESPAÑA?

 

Según los datos de salarios de la Encuesta de Población Activa (EPA), en 2022, la diferencia salarial mensual bruta entre hombres y mujeres fue del 15,7%, 5,25 puntos porcentuales por debajo de la brecha en 2018, lo que representa una reducción del 25%. Continúa siendo una cifra inaceptable, que refleja la desigualdad y las discriminaciones laborales que sufren las mujeres, pero es el menor valor de la serie histórica.

En ese periodo de tiempo la brecha salarial de las mujeres de entre 20 y 24 años también se ha reducido en 4,3 puntos porcentuales y la de mujeres de entre 25 a 29 años se ha estrechado en 2,2. No obstante, tampoco cabe bajar la guardia y es necesario avanzar en políticas que permitan la erradicación definitiva de la brecha entre las personas más jóvenes.

 

AVANCES HACIA LA IGUALDAD LABORAL EN ESPAÑA

 

En los últimos cinco años se han producido avances importantes en la situación del mercado laboral de las mujeres.

Según los datos correspondientes a la última EPA, se ha alcanzado el número máximo de mujeres ocupadas en la serie histórica llegando a las 9.923.400, de las cuales el 82% cuentan con una relación laboral de carácter indefinido gracias a los efectos de la reforma laboral.

 

¿QUÉ MEDIDAS LABORALES AYUDAN A COMBATIR LA DIFERENCIA SALARIAL ENTRE HOMBRES Y MUJERES?

 

El incremento del salario mínimo interprofesional (SMI) o la reducción de la jornada laboral permitirán combatir la brecha salarial de género.

El Gobierno va a continuar desarrollando e impulsando medidas que permitan avanzar en la eliminación de estas brechas, tales como el reciente Real Decreto por el que se fija el Salario Mínimo Interprofesional para 2024, que lo eleva hasta los 1.134 euros mensuales, consolidando así un incremento del 54% desde 2018.

La medida tiene un impacto especialmente positivo en las mujeres, al estar sobrerrepresentadas en trabajos con salarios iguales o inferiores al salario mínimo interprofesional. Esto ha permitido reducir la brecha salarial entre hombres y mujeres en un 25% en los últimos 5 años.

La propuesta de disminuir la jornada laboral sin merma de salario permitirá, entre otras cuestiones, mejorar el reparto equilibrado de las tareas de cuidados y disponer de más tiempo propio.

 

INTELIGENCIA ARTIFICIAL Y BRECHA DIGITAL DE GÉNERO

 

El desarrollo tecnológico plantea una serie de oportunidades de futuro, pero no está exento de retos en el ámbito laboral, incluida la dimensión retributiva.

Lograr una mayor participación y liderazgo de las mujeres en el desarrollo vinculado a la IA, el Big Data y el Machine Learning.

Mitigar los sesgos de género y lograr una mayor transparencia en los algoritmos y la integración de la perspectiva de género en la programación, creación de códigos y algoritmos, son desafíos a abordar, no solo para evitar que las brechas de género se perpetúen o incluso se agranden, sino para revertir las brechas existentes, creando soluciones innovadoras para combatir las causas de las desigualdades estructurales entre mujeres y hombres en el ámbito laboral.

Implementar la Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial (ENIA), que incluye la igualdad de género como uno de sus objetivos transversales y aborda expresamente el desafío de "Reducir la brecha de género del ámbito de la IA en empleo y liderazgo".

 

 

Fuente: LaMoncloa

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies. política de cookies